• HTTPS – Transferencia segura de datos.

    • Siempre que nos conectemos a nuestra banca online o correo electrónico o donde tengamos que dar nuestros datos en la red, debemos asegurarnos que cuando tecleamos el usuario y la contraseña, el protocolo que utiliza el navegador es HTTPS y no HTTP. De esta forma, nuestros datos viajarán cifrados por la red, lo que evitará que un tercero no autorizado pueda leerlos.

  • R.T.S.I

    • Este Blog de redes de telecomunicaciones y seguridad de la información, en su abreviatura R.T.S.I, fue abierto por Satiro Ndong Abeso cuyo fin y objetivo es formar e informar de los diferentes temas en el ámbito de las redes de telecomunicaciones así como el uso seguro de la misma, es decir, el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (Tic´s) en los diferentes niveles y sistemas educativos tienen un impacto significativo en el desarrollo del aprendizaje y el fortalecimiento de sus competencias para la vida y el trabajo que favorecerán su inserción en la sociedad del conocimiento.

  • Centros de procesos de datos.

    • Los centros de datos están considerados como la sala de máquinas de un negocio, permitiendo a las organizaciones conseguir sus principales objetivos empresariales, ya que albergan los procesos críticos, aplicaciones e información de la organización. A medida que migra sus datos y aplicaciones importantes a entornos virtuales y basados en la nube, la estrategia de seguridad y control de esta información debe también evolucionar.

  • Sentido Común.

    • Evita ser víctima de un engaño. Una de las mayores herramientas de seguridad en internet y en los grandes sistemas es sin duda el SENTIDO COMÚN, no hace falta sacar una carrera universitaria en Harvard University para poder entender este concepto, si entiendes que si metes la mano en el fuego te podrías quemar, entenderías este concepto, Ejemplo de ello, nadie te dará un Crédito sin conocerte, te ha tocado la lotería o Premio de la lotería sin haber jugado, es importante saber que para ganar la lotería se ha de jugarla.

  • PROTECIÓN a menores en la red.

    • Los principales problemas relativos a la utilización de Internet por parte de menores radican en la ingenuidad, buena fe o simple desconocimiento de lo que puede esconderse al otro lado de la red, resulta necesario poner al servicio de los usuarios una serie de recomendaciones para evitar que los menores sean víctimas o accedan a contenidos ilícitos e inapropiados. Eduque al menor sobre los posibles peligros que puede encontrar en la Red así como aconsejándole/a no participar en charlas radicales (provocadoras, racistas, humillantes, extremistas, etc.) ya que pueden hacerle sentir incómodo/a.

  • La Red de Redes.

    • Las Redes de redes se utilizan para comunicar no sólo a individuos sino que tienen una gran utilidad en las comunicaciones empresariales, bancarias, estatales, diplomáticas, militares, entre ciudadanos y administraciones públicas, es decir, mucha información sensible circula por estas redes. Existe un riesgo real de que personas no autorizadas intenten tener acceso ilegítimo a ella. Debemos aprender a utilizar y configurar estas redes adecuadamente las opciones de seguridad y privacidad, de esta forma sólo tendrán acceso a nuestros datos personas autorizadas.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Posted by Satiro Ndong Abeso Angono
No comments | 18:16

En estas fechas navideñas, la abundancia de oferta de productos que encontramos en Internet junto a la falta de tiempo para realizar las compras físicas hace que la Red sea uno de los medios favoritos para, desde el sofá de nuestra casa, elegir el regalo que buscamos. Sin embargo, también es una de las épocas del año en las que más estafas e infecciones se producen, porque los ciberdelincuentes aprovechan esta circunstancia para conseguir más víctimas.

Por eso, desde ESET España ofrece unos sencillos consejos de seguridad para que las compras sean lo más placenteras posible y los riesgos, mínimos.

  1. Tu ordenador, seguro. Antes de realizar tus compras, asegúrate de que tu ordenador está bien protegido. Si no tienes antivirus, instala uno. Y si lo tienes, asegúrate de que está actualizado y que tienes una licencia en vigor para poder acudir al servicio de soporte técnico en caso de que lo necesites.
  1. Compra online con confianza. Muchas veces encontramos lo que necesitamos en tiendas online que no conocemos. Antes de realizar tu compra aprovechando esa irresistible oferta, echa un vistazo en la web para averiguar quiénes son. Revisa las condiciones de envío y de devolución. Y por si acaso, haz una búsqueda en Google de opiniones o experiencias de otros usuarios comprando en dicha tienda. Si es algún tipo de estafa, puedes averiguarlo antes de comprar leyendo lo que otros han compartido sobre dicha tienda. 
  1. HTTPS. Si te has decidido a comprar, cuando vayas a pagar mira la barra del navegador para asegurarte de que la conexión es segura. Eso implica que la dirección o URL tiene que tener “https”, lo que significa que toda la información que intercambies en el proceso de compra, como tus datos personales y de tu tarjeta de crédito, viaja cifrado y no puede ser interceptado por ningún ciberlincuente. 
  1. Cuidado con las grandes ofertas. Las hay, eso es indudable, pero es un recurso muy utilizado por ciberdelincuentes para engañar a los usuarios. Así que pon especial cuidado si la oferta es muy suculenta y además la tienda es desconocida para ti. 
  1. Redes WiFi seguras. Por mucho que sea muy cómodo y barato hacer las compras desde un café o desde cualquier sitio que te ofrezca este servicio, ten mucho cuidado con conectarte a redes que no conoces para comprar online. Ten en cuenta que tus datos pueden ser fácilmente interceptados en este tipo de redes. Mucho mejor hacerlo con una conexión de confianza. 
  1. Da sólo la información necesaria. Más que una medida de seguridad es de privacidad: muchas tiendas solicitan muchísima información sobre ti a la hora de adquirir el producto. Nuestro consejo es que rellenes solo aquella que sea totalmente imprescindible y te reserves la información accesoria que pueda dar muchos más datos sobre ti. Nunca se sabe dónde terminarán dichos datos. 
  1. Paga, en la medida de lo posible, con tarjeta de crédito. Es mucho mejor pagar nuestras compras con tarjeta de crédito que de débito, ya que estas suelen incluir un seguro antifraude al que acudir en el caso de haber sido víctima de un engaño. De cualquier manera, consulta con tu banco las condiciones y los seguros que incluye tu tarjeta. 
  1. Utiliza buenas passwords. Usa contraseñas fuertes y robustas y en todos tus dispositivos. Si los perdemos, estaremos seguros de que nuestros datos están a salvo. Hazlo también en la cuenta que te abras en la tienda online donde adquieras tus productos. 
  1. Haz copias de seguridad mensuales. Mantener tu información a salvo es crucial para poder recuperarla en el caso de que tengas algún tipo de problema con tu ordenador.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario